La solución a tus necesidades legales

Publicaciones sobre Abogados Delitos descubrimiento y revelación de secretos

Añade una publicación

  Cerrar
  Cerrar
  Cerrar

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
La publicación de fotografías, datos personales y de contactos, y fotomontajes en redes sociales, se produce cada vez con mayor frecuencia.

Quizás, producido por un "juego", broma, despecho entre ex parejas e incluso por motivos que hacen pensar que existe algún trastorno psíquico en la persona que realiza estos hechos, pero desde luego que estas acciones pueden ser consideradas como delitos y conllevan consecuencias legales.

Ante estas acciones nos podemos encontrar con varios delitos como delitos contra la integridad moral y de descubrimiento y revelación de secretos. Dentro de los delitos contra la integridad moral encontramos tres grados diferentes en función de su gravedad, siendo el más grave de todos ellos la tortura, seguido por los tratos inhumanos, y el menos grave, el trato degradante. En el presente caso, estaríamos ante el grado menos grave, esto es, trato degradante.

Esta conducta viene recogida en el artículo 173.1del Código Penal, que castiga con la pena de prisión de seis meses a dos años a aquella persona que infrinja a otra un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral. Este precepto se refiere a todas aquellas situaciones que produzcan en la víctima un sentimiento de humillación o sensación de envilecimiento, siempre que se alcance un mínimo de gravedad.

Delito de publicación de falsos montajes pornográficos en redes sociales | Abogados Portaley Madrid
Delito de publicación de falsos montajes pornográficos en redes sociales

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos. Dentro del Derecho Penal y los delitos que se encuentran recogidos en el Código Penal están los delitos contra la intimidad.

El Código Penal Español recoge dentro del Título X, correspondiente a los delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, el delito de descubrimiento y revelación de secretos del artículo 197.

Ejemplos de este tipo de delitos que nos podemos encontrar, especialmente con el uso de las nuevas tecnologías, dispositivos móviles, ordenadores e internet.

El acceso a correos electrónicos de la pareja sin permiso.

Acceder a los mensajes de Whatsapp de un tercero sin su consentimiento

Interceptar comunicaciones entre sistemas de información.

Crear y utilizar aplicaciones informaticas para la obtención de claves. Espionaje informatico

Grabar las conversaciones telefónicas ajenas

Publicar datos personales en Internet de una persona sin su consentimiento.

Leer más sobre estos tipos de delitos:

Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos | Abogados Portaley Madrid pena
Cuándo se producen los Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos

DelitosInformaticos.com DelitosInformaticos.com
Detienen a un estudiante por robar los datos de 16.000 usuarios de la Universidad de las Palmas. Acusado por un delito de descubrimiento y revelación de secretos, considerado como “un atentado contra la intimidad de las personas”.


El delito de descubrimiento y revelación de secretos aparece recogido en el Código Penal español en su artículo 197.3: “El que por cualquier medio o procedimiento y vulnerando las medidas de seguridad establecidas para impedirlo, acceda sin autorización a datos o programas informáticos contenidos en un sistema informático o en parte del mismo o se mantenga dentro del mismo en contra de la voluntad de quien tenga el legítimo derecho a excluirlo, será castigado con pena de prisión de seis meses a dos años.”



Las investigaciones comenzaron tras las la denuncia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, cuando comprobaron el acceso al portal de identificación centralizada desde una dirección IP externa al centro y fuera del horario lectivo.Pudieron comprobar que estos accesos se repetían en el tiempo.


La policía comprobaron que el joven detenido utilizaba el usuario y contraseña de acceso de un profesor que había fallecido. Además, instaló un software para conseguir los datos de acceso de todos los usuarios que se iban conectando. Según fuentes policiales, “”más de 16.000 identificadores de cuentas de usuario, que vulneraban el secreto de las comunicaciones, su documentación personal y de trabajo y abrían la posibilidad de suplantar sus identidades en múltiples procesos administrativos” habrían sido sustraídas por este estudiante.

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Qué hacer si sientes que eres víctima de un delito de descubrimiento y revelación de secretos.


El artículo 201 del Código Penal recoge cómo proceder ante un posible delito de descubrimiento y revelación de secretos.


El delito de descubrimiento y revelación de secretos forma parte de los llamados “delitos semipúblicos” es decir, podrán ser perseguidos tanto por iniciativa de la víctima como por iniciativa del Ministerio Fiscal cuando la víctima tenga la consideración de incapaz, desvalida o se encuentre en minoría de edad.


Si piensas que has podido ser víctima de un delito de descubrimiento y revelación de secretos, podrás contar con el asesoramiento y ayuda de los abogados de Portaley, ya sea para una simple consulta que despeje tus dudas, ya sea para iniciar las acciones legales que sean pertinentes a fin de perseguir al autor o autores del delitos, que estos reciban el castigo legalmente estipulado y ser compensado por el agravio sufrido.


Como normal general, deberá presentarse una denuncia, algo que podrá hacer tanto la persona agraviada personalmente, como a través de su representante legal de Portaley.


La excepción de esta regla entra en juego en dos casos concretos: cuando el delito cometido haya sido efectuado por autoridad o funcionario público, y cuando la comisión del delito afecte a una pluralidad de personas o a los intereses generales. En ambos casos, nos encontramos ante un delito público que podrá ser perseguido de oficio sin necesidad de que las personas agraviadas presenten denuncia alguna.

Qué hacer si sientes que eres víctima de un delito de descubrimiento y revelación de secretos
Qué hacer si sientes que eres víctima de un delito de descubrimiento y revelación de secretos

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Tipología del delito de descubrimiento y revelación de secretos. En este sentido, el delito de descubrimiento y revelación de secretos engloba los siguientes tipos de delitos:

La violación del secreto de la correspondencia (papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualquier otro tipo de documento o efecto personal), escuchas ilegales y la captación de imágenes (artículo 197.1).


La sustracción, utilización o modificación de los datos personales que se encuentren registrados sobre cualquier tipo de soporte público o privado. (artículo 197.2).


La difusión, revelación o la cesión a terceros de datos, hechos o imágenes que hayan sido captadas de forma ilegal (artículo 197.3).


La revelación de secretos que no son propios, de los cuales se tenga conocimiento por razones de oficio o relaciones laborales (artículo 199).



El descubrimiento, la revelación o la cesión de datos reservados de personas jurídicas, sin el consentimiento de sus representantes (artículo 200).


En la nueva redacción del Código Penal destaca el esfuerzo hecho por los legisladores para incluir los llamados “delitos informáticos”, algo que venía siendo reclamado desde tiempo atrás dada la creciente utilización de ficheros, archivos informáticos y, en definitiva, bases de datos donde se almacenan todo tipo de datos de carácter personal.



En este sentido, los delitos recogidos por los artículos 497 (violación de secretos documentales) y 497.bis (escuchas ilegales) del Código Penal de 1973, han sido refundidos en un único tipo penal con una redacción mucho más detallada en la que se incluyen términos y expresiones tales como “mensajes de correo electrónico”, “cualesquiera otros documentos o efectos personales” o “cualquier otra señal de comunicación”, no dejando así resquicio alguno ni al objeto ni al método empleado para la comisión de este delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Tipología del delito de descubrimiento y revelación de secretos
Tipología del delito de descubrimiento y revelación de secretos

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Penas en el delito de descubrimiento y revelación de secretos. El Código Penal establece las siguientes penas para cada uno de los tipos delictivos antes citados:

Pena de cárcel de entre uno y cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses a quien “para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales o intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación” (art.197.1).


Mismas penas para quien “sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado. Iguales penas se impondrán a quien, sin estar autorizado, acceda por cualquier medio a los mismos y a quien los altere o utilice en perjuicio del titular de los datos o de un tercero” (art.197.2).



El párrafo 1 del artículo 197.3 establece una agravamiento de la pena cuando lo descubierto, además, es difundido.
Por el contrario, el párrafo 2 del artículo 197.3 recoge una atenuación de la pena en el caso de que la persona que ha difundido lo descubierto, no ha participado en su descubrimiento.



El artículo 197.4 recoge un agravamiento de las penas cuando el delito es cometido por los encargados y/o responsables de los soportes donde se almacenan los datos o imágenes descubiertos (pena de cárcel de entre tres y cinco años) que además, en caso de ser difundidos o revelados, se impondrá en su mitad superior.


También se impondrán las penas previstas en su mitad superior cuando dichos datos personales revelen aspectos como creencias, religión, ideología, origen racial, vida sexual, salud o cuando la víctima tenga la consideración de incapaz o sea menor de edad (artículo 197.5).



Además, el artículo 197.6 recoge como agravamiento los fines lucrativos, fijando las penas antes citadas en su mitad superior, que se elevarán a pena de prisión de cuatro a siete años cuando afecte a los datos citados en el apartado cinco.



El artículo 198 establece, además de las penas antes citadas en su mitad superior, una pena de inhabilitación absoluta por período de entre seis y doce años cuando el autor del delito disfrute de la condición de autoridad o funcionario público que “fuera de los casos permitidos por la Ley, sin mediar causa legal por delito, y prevaliéndose de su cargo, realizare cualquiera de las conductas descritas en el artículo anterior”.


Según el artículo 199.1, quien revele “secretos ajenos, de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales” será castigado con pena de cárcel de uno a tres años y multa de seis a doce meses.



El artículo 199.2 agrava la pena anterior elevándola a prisión entre uno y cuatro años y multa de doce a veinticuatros meses así como la inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión por un período de entre dos y seis años para el “profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona”.

Penas en el delito de descubrimiento y revelación de secretos. El Código Penal establece las siguien
Penas en el delito de descubrimiento y revelación de secretos. El Código Penal establece las siguientes penas para cada uno de los tipos delictivos antes citados:

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Vulneración de la intimidad de una ex trabajadora por parte de los dos socios titulares de la empresa, que accedieron a la cuenta de su correo electrónico personal.

Como ya ha establecido reiteradamente la jurisdicción social, la facultad del empresario de controlar que sus trabajadores den un uso adecuado a los ordenadores con los que trabajan no les permite vulnerar su intimidad sin ningún tipo de límite. Por eso mismo, una cosa es advertir a un empleado acerca de que está aprovechando los medios de la empresa para sus fines personales -o incluso, cuando su rendimiento se vea afectado, despedirle- y otra muy distinta prevalerse de dicha facultad para descubrir o conocer información o datos íntimos del mismo.


En ese sentido, el Juzgado de lo Penal nº 7 de Palma de Mallorca condenó a dos sujetos, administradores de una entidad, porque al día siguiente de despedir a una trabajadora -basándose en el uso privado que había dado a los ordenadores de la empresa- accedieron a su cuenta de correo electrónico -cuya contraseña habían descubierto antes del despido- y desde la misma enviaron diversos correos a los contactos de su libreta de direcciones.


A uno de ellos no sólo le condenaron, como al otro, por un delito de descubrimiento y revelación de secretos, sino también por una falta de injurias, ya que en uno de los correos se hacían comentarios relativos a la ex trabajadora del siguiente tenor: era una persona traicionera, vengativa y amargada de la vida.


Por el delito contra la intimidad se les impuso a ambos la pena de un año de prisión y una multa de 4.320 euros. Por las injurias, una pequeña multa al responsable. Además, desde el punto de vista de la responsabilidad civil tenían que indemnizar solidariamente a la víctima con 3.000 euros.


El recurso que los condenados presentaron ante la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca no prosperó. Los Magistrados de su Sección 2ª, Dña. Mónica de la Serna de Pedro, D. Eduardo Calderón Susín y D. Diego Jesús Gómez Reino Delgado, desatendieron las pretensiones de absolución de los recurrentes y confirmaron la sentencia.
Frente a su argumento de que los hechos habían tenido lugar después del despido y de que, por lo tanto, podían consultar el contenido de sus ordenadores, sostuvieron los Magistrados que la información de la cuenta de correo de la ex trabajadora no se hallaba alojada en los mismos, sino en internet, pudiendo accederse a la misma desde cualquier terminal conectado a la red.



Por otra parte, no podían compartir el punto de vista del injuriante con respecto a la falta de concreción de las afirmaciones injuriosas, pues éstas eran claras e impregnaban por completo el sentido del correo enviado desde la cuenta de la injuriada.

Las calumnias e injurias se tratan de delitos contra el honor y se encuentran regulados en el Titulo XI del Código Penal, en los art&iacut...

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Condena por acceder sin autorización a las conversaciones de su mujer en un chat privado de internet.

La posibilidad de acceder a las cuentas privadas de internet en cualquier momento y a través de cualquier dispositivo está fomentando la espía de los chats y las conversaciones personales entre las parejas y los matrimonios. A lo largo de los últimos años han aumentado las sentencias en este sentido, en las que cónyuges o novios son condenados por el delito de descubrimiento y revelación de secretos.

En julio de este año (2015), por ejemplo, el Juzgado de lo Penal nº 4 de Jaén condenó a José Ángel M. N. por este delito, previsto en el artículo 197 del Código Penal. Con él se pretenden castigar las conductas de aquellos que interfieran en la intimidad de otras personas, ya sea apoderándose de documentos privados, ya accediendo a datos particulares sin la autorización de su titular.

En el caso que hemos mencionado el hombre, informático de profesión, accedió al ordenador de su mujer y consultó las conversaciones de un chat que ésta había mantenido con un antiguo compañero de trabajo. Ofuscado por el descubrimiento, el marido imprimió las conversaciones, sustituyendo el nombre de su mujer por la palabra “puta”, y se las envió al hermano y a una prima de ella.

Los hechos, que tuvieron lugar en agosto de 2010, llevaron a la Fiscalía a solicitar también la condena por un delito de malos tratos habituales. La mujer sufrió mucho por los actos de su marido y precisó de ayuda psicológica. Sin embargo, el Juez sólo le condenó por el delito contra la intimidad, imponiéndole la pena de dos años de prisión.

El hombre intentó justificar su conducta diciendo que la mujer le permitía el acceso a su ordenador para obtener los documentos que ella necesitaba imprimir (lo que él hacía con la impresora de su trabajo) y que el chat estaba abierto, siendo lo primero que veía al encender el ordenador. Pero esa versión no convenció al Juez, que estaba seguro de lo ilegítimo de su conducta. Además, la mujer afirmó en el juicio que su marido le había abierto la cuenta de correo que utilizaba. Él eligió la contraseña.

Casos como éste deberían servir para que las personas que viven en pareja tengan cuidado con el uso de sus contraseñas. Deben pensar, al menos un momento, si la confianza que les une al otro es lo suficientemente grande como para compartir los datos de acceso a sus contactos, chats y correos electrónicos.

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Primera condena que conlleva la entrada en prisión por espiar el móvil de la pareja.

Aunque no se trata de la primera sentencia que se dicta en nuestro país por acceder sin autorización al móvil de la pareja sentimental (en el caso que vamos a analizar se trata de la mujer), sí ha supuesto, por primera vez, que el condenado ingrese en prisión. Téngase en cuenta que las penas de prisión inferiores a dos años, siempre que el condenado no sea reincidente, suelen suspenderse, en beneficio del reo, para impedir que la entrada en prisión pueda perjudicarle en demasía.

El acusado al que estamos haciendo referencia ha sido condenado recientemente, como autor de un delito de descubrimiento y revelación de secretos con la agravante de parentesco, a 2 años y medio de prisión, además de la imposición de una multa de 6 euros diarios durante 19 meses. Sin perjuicio de que después no cumpla la pena en su integridad, sí que tendrá que pasar algunos meses en la cárcel.

Como decíamos, se trata de una sentencia pionera -por su gravedad- para los tribunales españoles. Ha sido dictada por el titular del Juzgado de lo Penal nº 4 de Gerona, el Juez Miralles Amorós. Veamos cómo se desarrollaron los hechos.

Antonio J. S., utilizando la clave que su mujer (M. P. T.) tenía para acceder a los datos de su teléfono móvil, la empleó para descargarse una fotografía (en la que ella aparecía con otro hombre) y consultar las conversaciones que ella había mantenido a través de la aplicación de mensajería Line.

Evidentemente, él sabía que dicha conducta está prohibida. Sin embargo, su abogado intentó justificar su comportamiento en base a dos motivos:

- Que él tenía acceso a las claves de su mujer, pues todas las que ambos tenían se encontraban en un archivo alojado en la nube (sistema de almacenamiento en línea).

- Que su cliente no pretendía curiosear acerca de las intimidades de su esposa, sino únicamente obtener algunas pruebas de infidelidad de cara al procedimiento de divorcio que tenía la intención de iniciar.

El Juez, sin embargo, explicó en su resolución que no se trató de una mera visión fugaz o fisgoneo de la información, sino que se recreó y miró todo lo que pudo. Se daban, por lo tanto, todas las circunstancias inherentes al delito por el que el hombre fue finalmente condenado.

Juan Jose Juan Jose
Aqui se demuestra que el problema de las injusticias producidas en los juzgados no es la ley en si,sino el que interpreta y la administra,Antonio Miralles Amoros es un juez sustituto conocido por casi todos los juzgados de la provincia de Gerona,intiminador de abogados (sucesos y hechos en el juzgado de Ripoll),de mentalidad e ideas feminazis radicales,siembra el odio y el rencor por ahi donde ejerce,sentenciando al hombre por el simple hecho de ser hombre,en este caso el hombre entrego unos documentos para demostrar en juicio de divorcio la inmensa cornamenta que llevaba por parte de su mujer,su señoria aprovecho dichos documentos para condenar a un buen hombre a encerrarlo en presidio dos años y medio,ustedes creen que es positivo para el progreso juridico de españa,yo creo que deberian encerrar en prision permanente a su señoria,y no lo digo en broma,sujetos asi crean la crispacion y el odio de la poblacion,con la particularidad de que el hecho no es unico,sino continuamente salta la alarma con sus sentencias bestialmente injustas y desproporcionadas.
14 de octubre de 2015

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
¿Tomar documentos privados y personales de la pareja constituye un delito de descubrimiento y relevación de secretos? Depende de las circunstancias en que la conducta tenga lugar.

A pesar de que el derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones está constitucionalmente protegido (artículo 18 de la Constitución Española), no todas las conductas que aparentemente puedan vulnerarlo serán tachadas como delictivas. Las circunstancias de la convivencia entre el presunto delincuente y el afectado serán determinantes a la hora de calificarlas.

Pongamos por caso que una pareja está en trámites de divorcio. De hecho, ya están separados de hecho (ya no viven juntos). ¿Hasta qué punto el que haya abandonado el domicilio conyugal debe adoptar las medidas necesarias para impedir que el otro tenga acceso a sus documentos personales? Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, el que haya salido de la vivienda familiar debe tomar las precauciones que crea convenientes para que el otro no pueda apoderarse de su documentación.

En el marco de lo que estamos analizando, una mujer hizo acopio de todos los documentos que pudo de su marido, del cual se estaba divorciando. Como ya no vivían juntos, pudo coger documentos relativos a la compraventa de inmuebles, al pago del IRPF (Impuesto sobre la renta de las personas físicas), a su situación médica y a sus rendimientos de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores).

Después acudió, con toda esa documentación, al Juzgado de Primera Instancia nº 29 de Madrid para solicitar la adopción de medidas provisionales previas al divorcio (15 de marzo de 2010). Cuando su marido se enteró de dicha circunstancia, presentó una denuncia ante los Juzgados de lo Penal de la capital. El Juzgado nº 8, sin embargo, no consideró delictiva la conducta de su mujer y la declaró absuelta (11 de julio de 2013).

A pesar de dicha sentencia, el marido recurrió ante la Audiencia Provincial de Madrid. Del recurso de apelación conoció la Sección 17ª, que por aquel entonces la integraban D. Juan José Toscano Tinoco, D. José Luis Sánchez Trujillano y Dña. María Jesús Coronado Buitrago.

El pronunciamiento de la Audiencia se dilató hasta el 15 de septiembre de 2014. Siguiendo las sentencias del Tribunal Supremo, y teniendo en cuenta que el marido no se había llevado todos los documentos a su nuevo domicilio, los Magistrados no consideraron que la acusada hubiera vulnerado la intimidad de aquél, ya que, por otra parte, el hecho de la convivencia prolongada ya habría servido para que ella estuviese enterada de la mayoría de los asuntos de su marido.

Así que la Audiencia Provincial confirmó la sentencia de primera instancia: la mujer no fue condenada. No se consideró que hubiese atentado contra la esfera más íntima de la persona con la que había compartido su vida, su hogar e, incluso, el hijo que habían tenido en común.

1     2     3    siguiente >
Publicidad
-




¿Tiénes dudas legales?
Click aquí para plantear tu pregunta