La solución a tus necesidades legales

Publicaciones sobre Abogados Delitos contra el honor e intimidad

Añade una publicación

  Cerrar
  Cerrar
  Cerrar

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Las condiciones y términos de uso de las redes sociales recoge información sobre aspectos de nuestra privacidad y contenidos que deberemos tener en cuenta. Por ejemplo,cuando utilizamos las redes sociales y subimos contenidos, fotografías, mensajes, etc... nuestra información personal deja de ser realmente privada y es recopilada y compartida con terceros, sin que realmente seamos consciente de ello.

Toda esa información se recoge en las condiciones y términos de uso, por ello es interesante leer el contenido de estas condiciones, porque afecta a nuestros datos personales y contenidos.

Condiciones y términos de uso de las redes sociales, ¿a qué estamos dando nuestro consentimiento?

DelitosInformaticos.com DelitosInformaticos.com
El Partido Popular ha registrado en el Congreso de los Diputados una propuesta de reforma de ley con la que pretende modificar ciertos aspectos de la Ley Orgánica de protección del derecho al honor y la intimidad personal, especialmente en lo relativo a la difusión de montajes a través de internet, los conocidos "memes"

Los memes podrían ser un delito | Delitos en Internet y Nuevas Tecnologías
Cada día, redes sociales como FaceBook, Twitter, Instagram y otras tantas, se llenan de memes que nos despiertan más de una sonrisa sin embargo, esto podría

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos. Dentro del Derecho Penal y los delitos que se encuentran recogidos en el Código Penal están los delitos contra la intimidad.

El Código Penal Español recoge dentro del Título X, correspondiente a los delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, el delito de descubrimiento y revelación de secretos del artículo 197.

Ejemplos de este tipo de delitos que nos podemos encontrar, especialmente con el uso de las nuevas tecnologías, dispositivos móviles, ordenadores e internet.

El acceso a correos electrónicos de la pareja sin permiso.

Acceder a los mensajes de Whatsapp de un tercero sin su consentimiento

Interceptar comunicaciones entre sistemas de información.

Crear y utilizar aplicaciones informaticas para la obtención de claves. Espionaje informatico

Grabar las conversaciones telefónicas ajenas

Publicar datos personales en Internet de una persona sin su consentimiento.

Leer más sobre estos tipos de delitos:

Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos | Abogados Portaley Madrid pena
Cuándo se producen los Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos

Legadoo Legadoo
Acusado de delito contra el honor y descubrimiento y revelación de secretos al publicar contenidos íntimos

Acusado de delito contra el honor y descubrimiento y revelación de secretos al publicar contenidos í
Detenido por hacerse pasar por su exmujer en internet y publicar fotos íntimas. Un hombre ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional ya que, según las

DelitosInformaticos.com DelitosInformaticos.com
Se acaba de dar a conocer sentencia donde se condena a un joven que instaló software para espiar el móvil de su expareja.

El delito por el cual ha sido juzgado: delito de descubrimiento y revelación de secretos.

En el Código Penal Español dentro de los atentados contra la intimidad se recoge el delito de descubrimiento y revelación de secretos.

En el Código penal español se contemplan tres modalidades delictivas distintas que integran el delito de descubrimiento y revelación de secretos, regulado en los artículos 197 a 201 del Código penal.

3. Intromisión informática.

El artículo 197.3 del Código penal establece:

“El que por cualquier medio o procedimiento y vulnerando las medidas de seguridad establecidas para impedirlo, acceda sin autorización a datos o programas informáticos contenidos en un sistema informático o en parte del mismo o se mantenga dentro del mismo en contra de la voluntad de quien tenga el legítimo derecho a excluirlo, será castigado con pena de prisión de seis meses a dos años.”

Espía el móvil de su exnovia, y le caen dos años de cárcel | Delitos en Internet y Nuevas Tecnología
Un vecino de Almería ha sido condenado al ser considerado autor responsable d aun delito de descubrimiento y revelación de secretos después de haber instalado

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
Recurso de apelación en el que puede apreciarse la relevancia de las contradicciones existentes entre los distintos testimonios de las víctimas durante las diferentes partes del proceso.

No podría entenderse la solución dada al recurso de apelación presentado frente a la sentencia dictada el 16 de enero de 2013, sin que antes hagamos mención a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional con relación a la relevancia del testimonio de las víctimas de un delito.

Al perjudicado por un delito se le puede pedir que narre lo sucedido, fundamentalmente, en tres ocasiones: ante los agentes de la autoridad, en presencia del Juez de Instrucción y, por último, durante el desarrollo del juicio oral. Pues bien, sólo lo declarado en este último caso podrá adquirir, por sí mismo, la condición de prueba de cargo contra el acusado.

Para que las declaraciones anteriores (ante la Policía o en sede sumarial) puedan constituirse en auténticas pruebas, es necesario que se traigan a colación durante el juicio, ya sea confrontándolas frente a las declaraciones que en él tienen lugar, ya leyéndolas en presencia de todas las partes, Magistrados incluidos.

A continuación vamos a ver un caso en el que lo que acabamos de explicar resultó fundamental para su resolución. El Juzgado de lo Penal nº 5 de Madrid consideró culpables a un hombre y a una mujer de las siguientes conductas: un delito de allanamiento de morada en concurso con un delito de robo con violencia e intimidación, una falta de lesiones y una falta de maltrato. Como el proceso había estado paralizado entre junio de 2010 y enero de 2012, las penas se redujeron un poco.

El Juez consideró probado que ambos, el 17 de febrero de 2008, entraron en el domicilio de una mujer, en el que también estaban su hijo y el padre del menor, para intentar cobrar lo que éstos les adeudaban. Entraron saltando la verja del inmueble y encerraron a todos los presentes en su interior. Agredieron a la mujer y al niño. Se apoderaron de un reloj de señora y de un teléfono móvil. Después huyeron.

Sin embargo, los Magistrados de la Sección 6ª de la Audiencia Provincial de Madrid, D. Pedro Javier Rodríguez González-Palacios, D. Julián Abad Crespo y Dña. Caridad Hernández García, encargados de resolver el recurso de apelación presentado frente a la sentencia, no podían mostrarse conformes con tal relato de los hechos. Las declaraciones de las tres víctimas no se reprodujeron en el acto del plenario (el juicio oral). Más bien se arrepintieron de sus testimonios iniciales, quizá por miedo al acusado.

Según esas circunstancias, los Magistrados no podían estar seguros de que todo hubiese sucedido tal y como habían afirmado los perjudicados en un primer momento. Por lo tanto, sin poder achacar ninguna conducta delictiva a los acusados, el 10 de octubre de 2013 revocaron la sentencia apelada y les absolvieron de responsabilidad.

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
La identificación del sospechoso como elemento crucial en un procedimiento por allanamiento de morada.

No todas las víctimas de un delito, ya sea éste consumado o intentado, pueden apreciar con nitidez todas las circunstancias de la persona que ha tratado de actuar contra ellas. Si a eso le unimos el funcionamiento de la memoria humana, sobre todo a largo plazo, es comprensible que en un juicio las declaraciones de los diferentes testigos difieran notablemente acerca de los mismos hechos o elementos.

Por ejemplo, durante la tarde del 14 de diciembre del año 2012 un menor de edad, aprovechando que la puerta del jardín y del porche de un chalé de Collado Mediano (Madrid) estaba abierta, se decidió a entrar a ver si podía apropiarse de algo de valor. Cuando tenía en sus manos una bicicleta fue sorprendido por la propietaria del inmueble, huyendo él en el acto.

Ella no pudo verle la cara al ladrón, ya que éste se giró y empezó a correr en cuanto percibió la presencia de alguien dentro de la vivienda. Un rato después, cuando la mujer ya había denunciado los hechos, dos agentes de Policía la recogieron para ver si identificaba a alguno de los dos chicos a los que habían detenido, pues uno de ellos llevaba puesta una prenda de ropa similar a la descrita por la mujer.

Según ella, el ladrón llevaba una chaqueta a cuadros rojos y negros. Lo mismo aparecería reflejado en el atestado policial. A pesar de ello, a la hora de declarar en el juicio los policías afirmaron que el menor portaba una camisa a cuadros, no una chaqueta. Otro testigo, el menor que fue detenido junto con el sospechoso aquel día, afirmó que los cuadros eran rojos y blancos, no rojos y negros.

No obstante estas contradicciones, el Juzgado de Menores nº 5 de Madrid consideró al chaval responsable de un delito de allanamiento de morada y de una falta de hurto. La medida a imponer sería la de prestaciones en beneficio de la comunidad durante 50 horas, a no ser que el menor se negara, en cuyo caso permanecería cuatro fines de semana en un Centro de Menores.

Por supuesto, la sentencia (de 7 de octubre de 2013) fue apelada. Del recurso conoció la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Madrid. Sus Magistrados, D. José Joaquín Hervas Ortiz. D. Eduardo Jiménez Clavería Iglesias y D. Mario Pestana Pérez, estuvieron de acuerdo en que la falta de reconocimiento visual de la mujer y las contradicciones respecto a la vestimenta del sospechoso no podían conducir sino a la revocación de la sentencia apelada.

El 15 de enero de 2014 el menor fue definitivamente absuelto de toda responsabilidad en el intento de hurto de la bicicleta, así como en el allanamiento a la vivienda de la señora.

Abogados Portaley.com Abogados Portaley.com
Expertos en Nuevas Tecnologías y Penal
La Audiencia Provincial de Almería, con ocasión de un recurso de apelación, aprovecha para analizar los límites existentes entre los derechos al honor y a la libertad de expresión.

En el curso del procedimiento dirigido a aprobar el Plan General de Ordenación Urbana del municipio de Félix, Almería, se produjo un intercambio desafortunado de reproches en dos periódicos locales, contestando el Concejal de Urbanismo a las acusaciones vertidas por tres concejales de la oposición (del Partido Popular). Los hechos tuvieron lugar entre los años 2008 y 2009.

Los concejales del Partido Popular denunciaron la arbitrariedad del equipo de gobierno en el periódico Almería Actualidad el 31 de diciembre de 2008. Como respuesta, el acusado, Concejal de Urbanismo por aquel entonces, publicó el 13 de enero de 2009 una contestación a aquellas palabras en el periódico El Ideal, en las que acusaba a los concejales de actuar por intereses partidistas y personales, creando sobre ellos la sospecha de recibir dinero para pagar sus campañas electorales.

El sumario del caso fue trasladado al Juzgado de lo Penal nº 4 de Almería por el Juzgado de Instrucción nº 2 de la misma localidad. Al Concejal se le imputaba un delito de calumnias efectuadas con publicidad, siendo finalmente condenado a la pena de multa (6 meses con 6 euros diarios, lo que hacía un total de 2.160 euros), a publicar la sentencia en el periódico El Ideal (el mismo en el que había manifestado las calumnias) y a pagar las costas del proceso.

Frente a esa sentencia el condenado interpuso, ayudado por su Procurador, D. Juan García Torres, un recurso de apelación. Los autos recayeron en la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Almería, presidida por Dña. María Lourdes Molina Romero, que también actuó como Ponente en el procedimiento que se analiza, y completada por D. Rafael García Laraña y D. Juan Antonio Lozano López.

La defensa del condenado solicitó que su cliente fuera absuelto, en primer lugar, por haber prescrito el delito, y, en segundo lugar, por no ser constitutivas de calumnias sus afirmaciones. El primer argumento fue desechado por los Magistrados, que explicaron en su resolución que el procedimiento en ningún caso se había visto interrumpido durante más de un año.

Sin embargo, sí aceptaron la segunda fundamentación del recurso: en el caso enjuiciado, la libertad de expresión debía primar sobre el derecho al honor, sobre todo si se tenía en cuenta que el acusado había respondido a unas manifestaciones previas de un tenor parecido a las suyas.

Todo se resolvió el 16 de diciembre de 2013, cuando el recurso contuvo un fallo absolutorio. El acusado no había cometido delito alguno, así que la sentencia condenatoria fue revocada.

Publicidad
-




¿Tiénes dudas legales?
Click aquí para plantear tu pregunta