La solución a tus necesidades legales

Espiar los mensajes o las llamadas del teléfono móvil de otra per...

Publicación de Abogados Portaley.com sobre Abogados Delitos descubrimiento y revelación de secretos - 05 de octubre de 2015

Añadir un comentario

Abogados Portaley.com Espiar los mensajes o las llamadas del teléfono móvil de otra persona, sin su consentimiento, constituye un delito castigado con pena de prisión.

Los teléfonos móviles contienen, cada vez más, una mayor cantidad de información personal de sus titulares. Por eso trastear en el móvil de otra persona puede acabar constituyendo un delito de descubrimiento de secretos. Hay que tener en cuenta que un secreto, en el sentido penal de la palabra, es toda aquella información cuyo titular no quiere que sea conocida por terceros.

Hay que tener en cuenta que la cercanía que generan las relaciones de pareja proporciona las ocasiones idóneas para realizar estos actos a escondidas. Pero hay que tener cuidado, porque lo que se inicia como una actividad inocente puede acarrear graves consecuencias, sin perjuicio, además, de la posibilidad de aplicar la circunstancia agravante mixta de parentesco (por la especial gravedad que comporta que el delito lo cometa la pareja de la víctima).

En mayo de 2015 el Juzgado de lo Penal nº 3 de Jaén condenó a una mujer (M.N.G.) por este delito, el de descubrimiento de secretos. Le impuso la pena de un año de prisión y una multa de 1.080 euros.

Todo comenzó cuando la mujer, cuyo teléfono móvil se había estropeado, cogió el de su marido, del que se encontraba en trámites de divorcio (ni siquiera vivían juntos). Cuando miró los mensajes de texto que él había enviado, se dio cuenta de que algunos se dirigían a una vecina. Los mensajes daban a entender que su marido había tenido una aventura amorosa con ella.

Enterada la vecina de lo sucedido, se decidió a interponer una querella (19 de abril de 2012), no sin antes acudir a un Notario para que éste certificara el contenido de los mensajes que había recibido del marido de la querellada.

La acusación se constituyó en el procedimiento tanto por la Fiscalía como por la propia vecina, en su calidad de acusación particular. Mientras que la primera pedía 700 euros de indemnización, la afectada reclamaba 12.000. Sin embargo, como no se pudo acreditar que los daños hubieran sido tan cuantiosos, finalmente quedó fijada en 1.080 euros.

05 de octubre de 2015   Tema: Abogados Delitos descubrimiento y revelación de secretos   Comentar

Publicidad

Encuentra servicios legales

¿Tú también tienes dudas legales?

Cientos de abogados y profesionales jurísdicos responden vuestras preguntas

¡Pregunta ahora!
-




¿Tiénes dudas legales?
Click aquí para plantear tu pregunta