La solución a tus necesidades legales

Recurso de apelación interpuesto contra una sentencia que condena...

Publicación de Abogados Portaley.com sobre Delito de amenazas y coacciones - 28 de julio de 2015

Añadir un comentario

Abogados Portaley.com Recurso de apelación interpuesto contra una sentencia que condenaba a un hombre por haber agredido y amenazado a otro, al que presuntamente le había causado lesiones permanentes en su mano derecha.

El denunciante se encontraba tranquilamente en su casa cuando, de repente, su mujer llegó afirmando que un vecino la había llamado “hija de puta”. El hombre, bastante extrañado, salió al rellano de la escalera, donde el referido vecino se encontraba discutiendo con su yerno. Entonces se desentendió de la discusión y se abalanzó contra el marido de la ofendida, que cayó al suelo como consecuencia de un empujón. El agresor también empujó a la hija del agredido.

Eso ocurrió el 20 de julio de 2007. Pues bien, varios días después, el 12 de octubre, cuando el hombre se encontraba en la calle charlando con dos conocidos -su cuñado y otro vecino-, el agresor se le acercó y le dijo “te voy a abrir la cabeza, hijo de puta”.

No fue hasta que tuvieron lugar esas amenazas cuando el hombre se decidió a denunciar los hechos, aunque la sentencia tardó bastante en dictarse (hasta el 18 de febrero de 2014) por el Juzgado de lo Penal nº 5 de Getafe.

En ella se le consideraba autor de un delito de lesiones (artículo 147 del Código Penal), por el que le impuso la pena de 6 meses de prisión, así como de dos faltas, una de maltrato de obra (por el empujón a la hija del denunciante) y otra de amenazas (por el comentario que realizó en la calle en presencia de dos testigos), por las que se le condenó a sendas penas de multa. Además, le obligaban a indemnizar a la víctima con 9.600€.

Sin embargo, la representación procesal del condenado presentó un recurso de apelación contra la sentencia. El recurso se fundamentaba en dos argumentos: de un lado, que las lesiones en la mano del denunciante no habían sido causadas por el acusado; del otro, que las faltas habían prescrito antes de que se dirigiera el procedimiento contra ellas.

Los Magistrados de la Sección nº 30 de la Audiencia Provincial de Madrid, Don Carlos Agueda Holgueras, Doña Pilar Oliván Lacasta y Don Carlos Martín Meizoso, tenían dudas con respecto a la causa de los problemas en la mano del agredido, ya que los informes médicos que había presentado eran de fecha muy posterior a los hechos (unos dos meses). ¿Tanto había tardado en acudir al médico?

Por lo tanto, si no apreciaban la existencia del delito de lesiones, que era el que marcaba el plazo para estimar prescritas las faltas (al ser el que mayor pena tenía prevista), tenían que atender a la prescripción de estas últimas, hecho que consideraban incontrovertible. Así que el 26 de enero de 2015 resolvieron el recurso. En él se absolvía al acusado del delito de lesiones, mientras que las dos faltas que se le imputaban se declararon prescritas.

28 de julio de 2015   Tema: Delito de amenazas y coacciones   Comentar

Publicidad

Encuentra servicios legales

¿Tú también tienes dudas legales?

Cientos de abogados y profesionales jurísdicos responden vuestras preguntas

¡Pregunta ahora!
-




¿Tiénes dudas legales?
Click aquí para plantear tu pregunta