La solución a tus necesidades legales

Recurso de apelación frente a una sentencia condenatoria por cond...

Publicación de Abogados Portaley.com sobre Abogados - Delitos contra la seguridad vial - 09 de junio de 2015

Añadir un comentario

Abogados Portaley.com Recurso de apelación frente a una sentencia condenatoria por conducir bajo los efectos del alcohol y negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia.

El Código Penal tipifica como delito el hecho de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. El delito se cometerá en dos casos: cuando el sujeto esté influenciado por las sustancias mencionadas o cuando, aun sin esta circunstancia, supere determinados límites de alcohol. Esto último es lo que le pasó a un hombre que fue condenado por el Juzgado de lo Penal nº 3 de Vigo.

La sentencia le hacía responsable de los delitos de conducción en estado de embriaguez y de negativa a someterse a las prueba de determinación de la tasa de alcoholemia. Frente a este pronunciamiento decidió interponer recurso de apelación ante la Sección 5ª de la Audiencia Provincial de Vigo.

La Audiencia confirmó la pena correspondiente al hecho de que el hombre condujese bebido: multa de 1.080€ (6€ diarios durante 6 meses) y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante 1 año y 1 mes. Por el contrario, le absolvió de responsabilidad en cuanto a la negativa a someterse a las pruebas. Veamos el porqué de ambas decisiones.

A pesar de que existían ciertas discrepancias en la narración de los hechos por parte de los dos agentes de la Guardia Civil que se encontraban practicando el control preventivo la noche en la que fue sorprendido el condenado, la Audiencia no disponía de elementos suficientes como para desvirtuar la valoración de la prueba por parte del Juzgado sentenciador.

Más interesante desde el punto de vista interpretativo es la revocación de la parte de la sentencia relativa a la condena por negarse a someterse a la prueba. El sujeto en cuestión realizó no una, sino dos pruebas: la primera con un alcoholímetro normal y la segunda con uno de precisión. Sin embargo, cuando los agentes le ofrecieron la posibilidad de que, con un intervalo no inferior a 10 minutos, se sometiera a una definitiva prueba de contraste, el hombre, alterado y enojado, decidió irse de allí.

Señala la Ponente de la sentencia que resolvió el recurso, Doña Victoria Eugenia Fariña Conde, que existen dos corrientes doctrinales respecto a esta cuestión. La de quienes consideran que dicha conducta implica la comisión del delito y la de quienes estiman que la prueba de contraste es un derecho del conductor al que puede libremente renunciar.

Éste fue el criterio seguido por la Audiencia para absolver al condenado por este delito, confirmando la pena por el de conducción en estado de embriaguez. Todo ello el 22 de abril del año 2015.

09 de junio de 2015   Tema: Abogados - Delitos contra la seguridad vial   Comentar

Publicidad

Encuentra servicios legales

¿Tú también tienes dudas legales?

Cientos de abogados y profesionales jurísdicos responden vuestras preguntas

¡Pregunta ahora!
-




¿Tiénes dudas legales?
Click aquí para plantear tu pregunta