La solución a tus necesidades legales

Recurso interpuesto contra una condena por delito de amenazas en ...

Publicación de Abogados Portaley.com sobre Delito de amenazas y coacciones - 27 de mayo de 2015

Añadir un comentario

Abogados Portaley.com Recurso interpuesto contra una condena por delito de amenazas en el ámbito familiar.

El Juzgado de lo Penal nº 3 Albacete dictó sentencia contra un hombre acusado de haber amenazado a su expareja. El sujeto en cuestión había sido condenado anteriormente a la pena de prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de ella durante 1 año y 6 meses. Estando vigente aún esta pena, una tarde empezó a seguirla por las calles de su localidad. En dos ocasiones ella le pidió que se marchara, a lo que él respondió diciéndole que se iba a enterar de quién era él.

El Juzgado le condenó como autor de un delito de amenazas en el ámbito familiar (artículo 171 del Código Penal) a las penas de prisión de 10 meses, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el mismo tiempo, privación del derecho a la tenencia y porte de armas por 3 años, prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de ella -con independencia del lugar donde se encontrase- o de establecer contacto de cualquier tipo -en ambos casos durante 3 años- y al pago de las costas procesales.

El condenado interpuso recurso de apelación ante la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Albacete. La resolución del mismo fue redactada por la Ponente, Doña María de los Ángeles Montalvá Sempere. En la Sentencia de la Audiencia se hace referencia a otras anteriores de carácter similar. En ellas se consideró que expresiones tales como "te acordarás de mí" o "te voy a enseñar quién soy yo", a pesar de ser desafortunadas y algo inquietantes en ocasiones, sin embargo, no son lo suficientemente graves como para fundamentar una condena por amenazas.

El delito de amenazas requiere la intención, en el autor del delito, de intimidar al receptor de sus palabras o gestos, pero también que éstos tengan, desde un punto de vista objetivo, entidad suficiente para amilanar el ánimo de la víctima. Las palabras o mensajes han de anunciar un mal inminente, grave, injusto y determinado.

No todas las expresiones presentan estas características, lo que se evidencia en el caso analizado, pues la Audiencia dictó sentencia absolutoria del inicialmente condenado, declarando de oficio el pago de las costas procesales.

27 de mayo de 2015   Tema: Delito de amenazas y coacciones   Comentar

Publicidad

Encuentra servicios legales

¿Tú también tienes dudas legales?

Cientos de abogados y profesionales jurísdicos responden vuestras preguntas

¡Pregunta ahora!
-




¿Tiénes dudas legales?
Click aquí para plantear tu pregunta